Cuando una persona, por condiciones de enfermedad o postramiento mantiene su cuerpo en una sola posición por mucho tiempo, es factible que desarrolle cierto grado de úlcera por presión.

De hecho si la persona se encuentra en un hospital, una de las primeras condiciones que se observan (después de aprender a leer los códigos que van dejando los médicos y enfermeras) es el de posible ulceración.

Cuando existe esta posibilidad, el mismo cuerpo médico comienza a realizar maniobras precisamente para evitar este tipo de complicaciones debido a que es una secuela que hay que evitarle al paciente por ser muy dolorosa si se deja crecer.

Existen varias formas en cómo se puede generar una úlcera por presión y dos de ellas son la llamada de tipo corte y la otra proveniente de una acción por fricción.

a) Tipo corte

El corte de tejido blando ocurre cuando las fuerzas que se mueven en diferentes direcciones se aplican a la misma masa de tejido.

Por ejemplo, si una persona está sentada en la cama, el esqueleto tiende a moverse hacia los pies a medida que la gravedad arrastra la parte superior del cuerpo hacia abajo.

Sin embargo, en la interfaz piel / soporte, las fuerzas de fricción resisten el movimiento del cuerpo.

Por lo tanto, los tejidos que se encuentran entre la piel y el esqueleto están distorsionados y los vasos sanguíneos que atraviesan el área se cortan junto con el resto del tejido.

Debido a que se presenta cierto grado de cortadura debido a que fluyen con más facilidad que la compresión (por ejemplo, es más fácil para cortar el flujo en una manguera de agua por la flexión que pellizcando sobre él), este corte puede ser considerado más importante que la presión en la causalidad de las úlceras por presión.

Resultado de imagen para doctors

Las áreas del cuerpo particularmente susceptibles al cizallamiento incluyen tuberosidades isquiáticas, talones, omoplatos y codos.

Estas son áreas en las que el cuerpo se apoya con frecuencia cuando está en una posición (como el estar sentado o acostado de forma semicurvada) lo que permite deslizarse hacia adelante.

Las úlceras por presión superficiales causadas por cizallamiento tienden a tener una apariencia desigual e irregular.

b) Fricción

La fricción, así como también la presión y el corte, también se observa como causa de las úlceras por presión.

Esto es, por supuesto, cierto en el sentido indirecto de que la fricción es necesaria para generar fuerzas de corte.

Sin embargo, a menudo se toma en el sentido más amplio de causar daño directo al tejido, por ejemplo, cuando las ampollas son causadas por un paciente que es arrastrado hasta una cama con una sábana áspera para el médico.

Sin embargo, este tipo de lesión es un trauma mecánico y térmico agudo y la etiología es bastante diferente a la de las úlceras por presión.

La fricción no es, por lo tanto, una causa directa de las úlceras por presión, aunque es claramente posible que la piel debilitada por la isquemia por presión pueda ser más susceptible a la fricción, y las dos actúen juntas para acelerar la descomposición de la piel.

REFERENCIAS: YouTube || Degasa || Wikipedia

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

Pin It on Pinterest